viernes, 20 de noviembre de 2020

Club de lectura: El efecto del aleteo de una mariposa en Japón - semana 3- Uji

 ¡Se acerca el final de nuestro tiempo de lectura! 


¡Hola! Me llamo Nao, y soy un ser-tiempo” (Ozeki, p.9)

Así comienza nuestro último libro de este año. Entre la primera persona, apelar directamente al lector y la introducción de un concepto novedoso, todo en una línea, es un inicio muy efectivo. ¿Alguna vez habíais oído hablar sobre esta idea del "ser-tiempo"?

El ser-tiempo es quizás el concepto más difícil de entender de todo el libro, pero el más vital de todos. También traducido como “existencia-tiempo”, es una de las enseñanzas principales de Dōgen Zenji en su tratado Shōbōgenzō, un comentario a las enseñanzas de Buda, compuesto por más de 90 fascículos y escrito a lo largo de veinte años. Es en uno de estos fascículos donde Dōgen da su interpretación del uji, es decir, de la relación entre existencia (u) y tiempo (ji). 

Todas y cada una de las existencias, incluso el cuerpo de Buda, poseen su propio tiempo como existencia independiente y emiten un brillo resplandeciente (función) a través de su propio tiempo. Pero esta no es una realidad paralela al mundo en el que vivimos y, por lo tanto, debemos estudiarla en el marco de las doce horas del día (la cotidianidad). Esto es lo que Dogen Zenji reivindica. 

Lo que es importante es que el «tiempo actual» no es el «tiempo estándar» que puede aplicarse indistintamente a todas las existencias, sino el «tiempo inherente» que cada existencia posee para manifestar su forma de ser única. 

(Rev. Seijun Ishii, Uji (Existencia-tiempo)) 

El uji deja a muchos perplejos puesto que está fuera de nuestra percepción intuitiva. Como en el ejemplo de las olas que da la vieja Jiko, tomar conciencia de que somos a la vez unidad y todo no es fácil. Tomar conciencia del uji, de que somos un ser-tiempo, es como entrar en un caleidoscopio y vernos desdoblados y repetidos en mil y un fragmentos. Como el tambor de Nao, somos sonido y silencio.

Contrariamente a lo que se puede pensar, las enseñanzas de Dōgen no nos invitan a una contempletación absolutamente pasiva, sino a internalizar el uji a través de un esfuerzo constante de atención, de reconocer y vivir plenamente el momento presente. La única forma de hacer esto es, en primer lugar, dejar de "manipular" la realidad, viendo nuestra existencia como una suerte de línea que se extiende hacia el pasado y hacia el futuro, lo único que logramos es crearnos frustración y ansiedad. Las falsas ideas son las que nos alienan y nos impide llevar a cumplimiento nuestras verdaderas habilidades, nuestros superepoderes. 

Nao y Ruth, cada una a su manera, son un koan de este ser-tiempo: ninguna vive el presente, sino que están estancadas en el sufrimiento de las expectativas y, por tanto, de la incertidumbre. Nao se aferra a su tiempo en Silicon Valley y se deja llevar por la idea de un futuro sin universidad, sin padres, donde ella no es necesaria. Ruth pretende vivir el tiempo de su madre a través de la novela que se empeña en escribir, al tiempo que sueña una hipotética vida en Nueva York. 

En una entrevista, Ozeki menciona que esta novela buscaba mostrar “cómo es el mundo de hoy en día” por lo que “está nutrida de los principios básicos del budismo- de interdependencia, impermanencia e interconexión.” (Krevel, 2019, p. 2). Es el uji lo que le permite abarcar conceptos tan variopintos como el terremoto de Fukushima, los problemas medioambientales, el abuso escolar, la física cuántica o incluso, los aspectos más fantásticos del libro. Quizás Ozeki atisbó en su momento que escribir es de alguna manera reproducir dentro de las páginas de un libro el momento del no-ser, el medio por excelencia de vislumbrar el uji

Un libro es, después de todo, un mundo que el autor recoge y que cada lector rescribe con su lectura, así como la mejor manera de detener el tiempo y formar parte de él.

  • ¿Cuál fue vuestra parte favorita del libro?

La reunión final será virtual a través de ZOOM el viernes 27 de noviembre en dos turnos con un aforo máximo de 10 personas: de 16h a 17:30 o de 18h a 19:30. Lamentablemente se han agotado las plazas para esta reunión, pero os invitamos a participar en nuestra mini-charla Live en Instagram el próximo 25 de noviembre a las 19h, para así intercambiar impresiones y hablar sobre datos y curiosidades de la obra.

¡Feliz lectura!

No hay comentarios:

Publicar un comentario