viernes, 8 de enero de 2021

Club de lectura: 47 ronin. La historia de los leales samuráis de Ako - semana 1- Anécdotas

¿Escucháis los redobles de tambor y los gritos “¡ei-ei-ou!”? ¡Son nuestra señal para comenzar nuestra primera sesión de debate del club de lectura para 47 ronin. La historia de los leales samuráis de Ako!


Ahora bien, ¿qué imagen tenéis de los samuráis? Si hacéis una lista de las cualidades de un guerrero japonés, seguro encontraréis que los protagonistas de nuestra historia son verdaderos prototipos del mismo... y esto no sería casualidad.


En primer lugar no hay que perder de vista que, a pesar de las “licencias artísticas” y posibles “retoques”, el incidente de Ako fue un hecho histórico que marcó profundamente la sociedad de su época y que hoy en día sigue dando de qué hablar. Mucha tinta ha corrido sobre estos legendarios ronin, sobre su motivación real, sobre su lealtad, sobre Kira y sobre Naganori. ¿Qué ha hecho que este momento haya perdurado a lo largo del tiempo? 


Debemos agradecer principalmente a las artes, en especial al teatro, a las estampas y a la literatura. Es de hecho el teatro quien primero impulsa esta anécdota, ya que tan solo tres días después del ataque de los ronin ya había una adaptación en escena. Será en el teatro kabuki y joruri, además de los cuentacuentos kōdan, donde se incorporarán anécdotas e historias de cada ronin (seguramente inventadas en su mayoría para dar peso dramático a los personajes) y es también por el teatro que este episodio de la historia se conoce más comúnmente como Chushingura, título de la adaptación más famosa. 


En occidente le debemos a dos libros su fama: la traducción que hizo A.B. Mitford en su colección de historias Tales of Old Japan y la obra que tenemos entre manos, una adaptación y traducción de la obra Iroha Bunko, escrita por Tamenaga Shunsui Padre e Hijo, de la mano de Shuuichiro Saito y Edward Greey, conocida como The Loyal Ronins: An Historical Romance.


En esta última adaptación, Saito y Greey se acercaron a la obra de Tamenaga con la idea de hacerla accesible a los lectores internacionales, por lo que optaron por reordenar capítulos y por traducir los nombres de los personajes, todo con la intención de facilitar al máximo el acercamiento a la obra por parte del público occidental (en el caso particular de Saito y Greey, el lector estadounidense). En la edición que nos trae Satori se han retomado los nombres originales de los personajes.


Un aspecto a destacar de la obra es el retrato que hace de la sociedad de la época: si bien el peso dramático lo llevan los ronin con sus altos estándares morales y su férrea voluntad, el texto nos presenta a todos los que tuvieron mano en el asunto, nobles o pérfidos, de alta alcurnia o simples artesanos. 47 ronin es una excelente forma de adentrarnos en la sociedad de Edo y descubrir el pulso de su sociedad y de los valores que la regían. 

.

¿Os animáis a participar en nuestra sesión final de debate? Será virtual a través de ZOOM el viernes 29 de enero en dos turnos con un aforo máximo de 10 personas: de 16h a 17:30 o de 18h a 19:30. Para inscribirse basta con enviar un email a biblioteca@fundacionjapon.es con el título "47 ronin" y vuestro nombre y apellidos, el horario de la reunión a la que quiere asistir y un número de contacto.


¡Feliz lectura!

No hay comentarios:

Publicar un comentario