viernes, 30 de octubre de 2020

Curiosidades terroríficas para un Halloween a la japonesa

Las historias de terror han alimentado la imaginación de los japoneses desde hace muchos siglos y las espectros son parte del día a día de este país. Ya que se acerca Halloween desde la biblioteca de Fundación Japón os presentamos algunos datos y curiosidades dignos de esta terrorífica fecha...


  • ¿Sabíais que desde antaño existe un juego perfecto para el 31 de octubre? Solo apto para los más valientes (y aquellos que tengan grandes espacios), el Hyakumonogatari es un juego que comienza con cien velas encendidas: a medida que se van contando historias de miedo se van apagando una a una las velas, llenando la habitación de oscuridad. Se dice que cuando se cuenta la historia número 100 (de allí el nombre, hyakku significa “cien” en japonés y monogatari es “historia” o “narrativa”) y se apaga la última vela, la habitación será visitada por yokai o monstruos.
  • ¡El metro cuadrado en Japón es uno de los más caros del mundo! Si estáis en Japón y os veis en la necesidad de alquilar un piso que no sea muy costoso, siempre podéis probar un piso jikko bukken. Estas son propiedades donde los dueños o inquilinos han muerto de forma no-natural, por lo que se suelen ofrecer con grandes descuentos. Es casi como tener un compañero de piso...
  • Hay un lugar en Japón que sería perfecto para visitar en esta época: el Monte Osorezan, cuyo nombre significa “montaña del miedo”, se considera en la religión shintoísta la puerta del ultramundo. Al tratarse de un volcán, el árido paisaje y el olor a ácido sulfúrico son la representación misma del inhóspito camino hacia el más allá.
  • Si no os gustan las historias de miedo, sabed que existen formas en Japón de protegerse contra invitados indeseados a vuestras reuniones de Halloween. Entre los más comunes está el shubatsu, el ritual sintoísta basado en la sal. Se dice que la sal ahuyenta a los malos espíritus, por lo que a menudo se arroja sobre una persona que ha asistido a un funeral. En muchos restaurantes tienen un pequeño cuenco con sal, no sólo para ahuyentar a los malos espíritus, sino para atraer clientes también.
  • Por último, una recomendación literaria: “Vampiros en Japón. Sangre de Occidente” de Daniel Aguilar. Un compendio muy completo sobre la figura del vampiro en Japón, donde su autor nos lleva por un viaje a través de las más diversas formas artísticas, desde relatos, cine, manga y leyendas, para rastrear la figura vampírica. El prólogo, además, viene de la mano de uno de los mejores conocedores del tema: Hideyuki Kikuchi, el creador de la saga Vampire Hunter D. ¡Imperdible!

No hay comentarios:

Publicar un comentario