viernes, 16 de julio de 2021

Club de lectura: El museo del silencio - semana 3 - El sonido del silencio

Estamos ya en nuestra tercera semana de lectura para El museo del silencio de Yoko Ogawa, ¿qué os ha parecido hasta ahora? ¿Estáis disfrutando del libro?


La relación de Ogawa con las palabras está llena de altibajos. Durante una entrevista se le preguntó el por qué de todos los silencios y susurros en sus libros, así sobre la falta de diálogos, a lo que esta respondió "A pesar de que he usado tantas palabras y he escrito esta novela, siempre sospeché que las palabras no perfectas, que eran una forma de disimular la verdad."

Este silencio que lo permea todo suele ser uno de los retos más particulares para los miembros del club, ya que como lectores no estamos acostumbrados al vacío y la ambigüedad. Los finales nos parecen demasiado ilógicos, o el acontecer de las anécdotas en demasía fantasiosos. Somos rápidos en conceder a la literatura japonesa su capacidad para la poesía, pero encontramos que sus anécdotas son erráticas e inconclusas, su fuerza narrativa diluida por una tendencia a no conceder ningún juicio de valor ni conclusión terminante a sus personajes. Somos quizás como el propio protagonista de El museo del silencio, en donde todo debe estar milimetrado, donde la palabra prima por su significado, donde cada objeto debe llevar a la vista cada uno de los detalles que lo hacen ser

Pero justamente en este espacio intermedio entre el significado y el signo, como lo pondría Barthes en su ensayo, se encuentra la verdadera esencia de lo japonés. El ma, que podría traducirse como silencio o espacio en blanco, es uno de los conceptos más particulares del arte japonés y se considera como una característica que otorga armonía y fuerza vital a toda obra. Ya Jun'ichirou Tanizaki lo comentaba en su ensayo El elogio de la sombra, pero la verdadera belleza se encuentra en el espacio negativo. Madoka Mayuzumi, poeta de haiku, explica en su discurso Japan's Culture of Silence esta "literatura del silencio" la cual está basada "la estética de la reducción, en el principio de que menos es más. Encontramos la belleza en lo que no se dice, en las ricas posibilidades del espacio en blanco."
  • A vosotros, ¿os gusta esta cualidad de la literatura japonesa? ¿Qué pensáis de la sospecha de Ogawa? ¿Son realmente traicioneras las palabras?
  • Una de las cosas que se deja en el aire son los motivos de los asesinatos que tienen lugar en el pueblo, si bien descubrimos quién los ha hecho, ¿tenéis teorías al respecto?
¡Ya falta poco para la sesión de debate! Si estáis en los capítulos finales del libros, y para ilustrar aún más el poder del ma ahora con música, os invitamos a leer el pasaje donde el protagonista cae enfermo acompañados de la pieza que compuso Stéphane Orlando inspirada en El museo del silencio de Ogawa.

La sesión presencial será virtual a través de ZOOM el viernes 23 de julio en dos turnos con un aforo máximo de 10 personas: de 16h a 17:30 o de 18h a 19:30. Para inscribirse basta con enviar un email a biblioteca@fundacionjapon.es con el título "Museo" y vuestro nombre y apellidos, el horario de la reunión a la que quiere asistir y un número de contacto. 
 
¡Feliz lectura! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario