viernes, 17 de septiembre de 2021

Club de lectura: Territorio de luz - semana 3 - Una partícula de luz

 El elemento de belleza en nuestras habitaciones típicas lo aporta solo y exclusivamente esa luz indirecta, difusa…. que mantiene a duras penas la poca vida que les queda aferrándose a la superficie de las paredes de color crepuscular.”
(El elogio de la sombra, pág. 52, Ed. Satori)


La propuesta de Jun’ichiro Tanizaki en su famosísimo ensayo El elogio de la sombra parece encontrarse en el polo opuesto a nuestro libro del Club de lectura de este mes, Territorio de luz de Yuko Tsushima. Como vemos en la cita anterior, el ensayo de Tanizaki es toda una apología del poder sugerente de la sombra y cómo esta ha influido en la concepción de la belleza en Japón, particularmente en la arquitectura. Tanizaki describe de forma pormenorizada el gusto oriental por lo que se encuentra en la negrura y que representa lo que ha perdido el brillo hasta, casi, pasar desapercibido.

Todo lo contrario de Territorio de luz, que comienza “El apartamento tenía ventanas a los cuatro lados.” y procede a describir cómo la luz permea cada uno de los rincones del nuevo hogar de la protagonista y de su hija. Los capítulos de la novela tienen siempre fragmentos de luminosidad, destellos y reflejos en cada uno de sus doce capítulos, uno por cada mes de la historia. Hasta el título nos trae a la mente un espacio diáfano, bañado en una luz brillante. Existe también un claro contraste entre la mujer de Tanizaki, una criatura “inseparable de la oscuridad” y la protagonista de Tsushima, que es constantemente iluminada por el reflejo de la azotea color de plata, por las chispas de los fuegos artificiales, por el sol durante sus paseos por el parque.

Aunque, visto de otra manera, quizás el planteamiento de ambas obras no sea tan diferente entre sí. Después de todo, la luz no solo es un elemento positivo, ya que puede hacer saltar a la vista los desperfectos de un objeto, sacar a flote las sombras y la penumbra de un lugar, ser dañino y cegarnos con su intensidad. La luz puede deformar las facciones y obligarnos a aceptar nuestros rostros deformes. Un territorio lleno de luz, como el que propone el título, puede ser considerado como un lugar de salvación para la protagonista o un foco que desvele su humillación. 

  • Y aun así, nuestra protagonista parece estar condenada a ser esta criatura de oscuridad de Tanizaki. A medida que el tiempo avanza y los capítulos se suceden, hay un progresivo desplazamiento hacia la sombra, hacia la pérdida de color, la noche y por último, hacia un nuevo apartamento sumido en la penumbra. ¿Por qué creéis que es esto? ¿Sería acaso que Tanizaki sí tenía razón en su apreciación de las mujeres?
  • Otro gran escritor japonés que usó el tema de la luz fue Natsume Sôseki, particularmente en su última obra Luz y oscuridad. En su postfacio a la obra Kenzaburo Oe dice “La luz representa un lugar luminoso, el mundo real, el territorio que habitamos… La oscuridad, por el contrario, representa un lugar lúgubre, el mundo de los muertos, un territorio que… solo [se] recorren en ocasiones especiales y siempre de manera provisional.” En Territorio de luz, ¿qué significado le encuentras al uso de la luz y a la oscuridad?

¡Ya queda poco para la sesión final!

La sesión presencial será virtual a través de ZOOM el viernes 24 de septiembre en dos turnos con un aforo máximo de 10 personas: de 16h a 17:30 o de 18h a 19:30. Para inscribirse basta con enviar un email a biblioteca@fundacionjapon.es con el título "Territorio de luz" y vuestro nombre y apellidos, el horario de la reunión a la que quiere asistir y un número de contacto.

¡Feliz lectura!

No hay comentarios:

Publicar un comentario