viernes, 18 de marzo de 2022

Club de lectura: Idéntico al ser humano - semana 3 - Realismo

¿Cómo vais con la lectura de Idéntico al ser humano de Abe Kobo?


Nuestro autor de marzo fue un hombre de ciencias: no solo por graduarse en medicina, sino porque fue el genio detrás de varios inventos y patentes en Japón, ya fueran bebidas carbonatadas, espejos retrovisores, cadenas para los neumáticos del coche, o un nuevo método para actores, llegando incluso a acuñar el término de “ficción científica”

Abe Kobo estuvo siempre comprometido con la realidad más palpable y creyó en las posibilidades de la observación científica. Es por esto que, al parecer, le molestaba mucho que lo definieran como un escritor fantástico, porque para él todo escritor era un realista por antonomasia. Leyendo Idéntico al ser humano, muchos lectores pueden reírse por lo bajo ante esta afirmación de Abe. ¿Qué tiene de realista un libro donde aparece un agente de bienes raíces marciano? ¿Cómo se puede entender lógicamente un texto que insiste en quebrarse y complicarse cada vez más?

Como dice Margaret Key al respecto, Kobo Abe quiso “representar la verdad desde la mentira”. Nuestro protagonista no busca representarnos a nosotros, ni sustituirnos como una suerte de avatar dentro de la historia. Abe no quería lectores pasivos, que se dejaran llevar, sino lectores comprometidos, que duden, que se impacienten, que reflexionen sobre lo que está escrito. ¿Cuántos de entre vosotros no se preocuparon ante el manejo del cuchillo durante la conversación? ¿Cuántos no se sintieron frustrados por la ambigüedad de lo que se decía? Ese sería quizás el momento de mirar a nuestro alrededor, al mundo que habitamos y del que la realidad parece cada vez más llena de discursos fantasiosos y alocados.

Las últimas páginas del libro podrían, a primera vista, formar parte de una historia de ciencia ficción cualquiera, pero hoy en día, ¿quién no se ha sentido parte de una distopía? ¿Cómo responderíais a la última pregunta del protagonista? 

¡Feliz lectura!

No hay comentarios:

Publicar un comentario