viernes, 7 de mayo de 2021

Club de lectura: La policía de la memoria - semana 1 - Influencias

 ¡Comenzamos con el Club de lectura! 

Muchos nos habéis pedido un ciclo monográfico, por lo que en el próximo trimestre nos sumergiremos en la literatura de Yoko Ogawa, una de las autoras más reconocidas actualmente en Japón. ¿Ya la habéis leído? 




En Europa es ya un nombre conocido, puesto que gran parte de su obra ha sido traducida y puesta a disposición del público lector. Nuestro libro de mayo, La policía de la memoria ha sido el último libro en llegar a España de esta autora, aunque originalmente se publicó en 1994. Es una escritora camaleónica, en tanto que regresa a sus temas preferidos desde ángulos, estilos y géneros diferentes, lo cual hace que sus historias resulten a la vez familiares y sorprendentes. Su obra ha recibido los premios más importantes de Japón, desde el Premio Akutagawa por su novela corta El embarazo de mi hermana hasta el Premio Tanizaki por su novela La niña que iba en hipopótamo a la escuela y el Premio Yomiuri por su más famosa obra, La fórmula preferida del profesor. En occidente también ha visto su obra seleccionada como finalista para uno de los premios más prestigiosos, en la categoría de Literatura en Traducción, el Booker Prize del 2020. 


Más allá de los premios, Yoko Ogawa ha sido desde siempre un ser que vive y respira imaginación. Desde niña leía facsímiles de literatura juvenil, y su máxima alegría de los fines de semana era leer aquellos libros que sacaba el viernes después de clase de la biblioteca de su vecindario, particularmente enciclopedias (recuerda con cariño una sobre insectos, que más que leerla por interés científico lo hacía "por las historias que contaba").


Según las propias palabras de Ogawa, existen varios libros y autores que marcaron su recorrido literario. Dos de ellos tienen conexiones muy curiosas e interesantes con nuestra autora. El primero es nada más y nada menos que Kenzaburo Oe, autor que leímos en octubre en el club de lectura. Fue un autor que marcó mucho su crecimiento lector, particularmente con el libro La presa y que, años después, estaría en el comité que elegiría El embarazo de mi hermana como el ganador del Premio Akutagawa, al que Oe alaba por su estilo y fuerza narrativa. Curiosamente, La policía de la memoria se publicaría en el mismo año que Oe recibe el Nobel de Literatura. 


El segundo autor es un ineludible para muchos lectores occidentales, del que seguro sentirán ecos durante su lectura: Haruki Mukarami aparecía por la época en la que Ogawa leyó a Oe y fue para ella toda una revelación, especialmente su novela corta La luciérnaga. La joven Ogawa aprende, gracias a Murakami, que un autor escribe desde el angosto espacio entre la realidad patente y las voces de quienes ya no existen.  


Un último libro que vale la pena mencionar y que ha sido uno de los más influyentes en la obra de Ogawa, tanto por ser una imagen como un tema recurrentes, es El diario de Ana Frank. La autora lo ha leído en varias ocasiones, hasta el punto de interesarse e investigar sobre literatura del holocausto, pero sin duda alguna la huella indeleble que dejó Ana es la seguridad de que en las palabras se encuentra la única y verdadera libertad del ser humano. Un tema que sin duda alguna encontraremos a lo largo de La policía de la memoria, particularmente a través de la protagonista y su editor. Cuando Ogawa concibe la historia de nuestra lectura de mayo, decidió crear su propia versión del diario y “… cuando reflexioné sobre qué podrían quitarles a mis personajes, se me ocurrió que es la memoria lo que nos define. Me di cuenta de que verse privado de la memoria sería un acto de violencia tal, que se podría equiparar a perder la vida.” 


  • De todos los objetos que van desapareciendo en la isla, ¿cuál es el que más os llamó la atención? ¿Por qué?
  • Aquellos que recuerdan los objetos se ven en el duro trabajo de tratar de explicarlos a quienes no los tienen ya en su memoria. ¿Qué os parecen las descripciones de Ogawa de cosas como el perfume, la música o los botones? ¿Cómo los describiríais vosotros? 


La reunión final será virtual a través de ZOOM el viernes 28 de mayo en dos turnos con un aforo máximo de 10 personas: de 16h a 17:30 o de 18h a 19:30. Para inscribirse en esta sesión presencial basta con enviar un email a biblioteca@fundacionjapon.es con el título "Policía de la memoria" y los siguientes datos: nombre completo, horario de la reunión a la que quiere asistir y un número de contacto. 


¡Feliz lectura! 



No hay comentarios:

Publicar un comentario