viernes, 21 de mayo de 2021

Club de lectura: La policía de la memoria – semana 3 – La tarea del escritor y un juego de muñecas

¿Cómo lleváis la lectura de La policía de la memoria de Yoko Ogawa?  ¿Cuál ha sido vuestra escena preferida?


Quizás una de las más impactantes, y la que juega un papel vital dentro de la historia, es el olvido de los libros. En un libro que deja imágenes hermosas de cada una de las cosas que pasa, el regusto que deja en el lector "asistir" a la quema de los ejemplares es, cuando menos, amargo. En esta terrible escena no solo se pierden los libros, sino la literatura entera, la imaginación y la memoria colectiva. Sin embargo, a pesar de esta "inherente importancia de la tarea del escritor" (pág. 29, 2021), ni Ogawa ni su protagonista se toman la molestia de articular esta importancia.

Si nos ponemos a ello, excepto por el Señor R., nadie se queja de la situación que viven, a nadie le afecta de manera irremediable no saber lo que es un cascabel o no tener una armónica. Bien dicen los personajes que pueden vivir feliz y correctamente sin ellos. Ni tan siquiera el ferry, que podríamos pensar indispensable como modo de transporte, causa gran revuelo, el humano se adapta y se acomoda a su nueva situación. ¿Qué tendría de malo olvidar lo que es una esmeralda? ¿No sería quizás mejor para el ser humano que ciertas cosas desaparecieran?

Para frustración de algunos lectores, en el libro no encontraremos respuestas. Ogawa asevera en múltiples entrevistas que su papel no es juzgar ni dar opiniones sino voz a lo que no la tiene. Si es así, como bien dicen los personajes de La policía de la memoria, perder la habilidad de escribir novelas no es un gran problema y no afecta a nadie más que a los pocos que viven o disfrutan de de los libros...

  • Lo que nos lleva a preguntarnos, ¿tiene alguna utilidad ser escritor? Más aun, ¿qué papel tienen los libros y la literatura en nuestra sociedad?

Nuestro libro de mayo es, además, un ejercicio en metaficción, casi un juego de muñecas rusas: leemos la historia creada por Ogawa, la historia creada por la protagonista y, para coronar la experiencia, cerramos el libro y volvermos a nuestra realidad, que a veces guarda un parecido escalofriante con la historia. Esto se acentúa a partir de la muerte del anciano, cuando todo va siendo devorado por el olvido, por el silencio y por la ficción. 

  • El final, ¿qué impresión os causó? ¿Esperábais algo diferente?

¡Queda menos para nuestra reunión presencial! 

La reunión final será virtual a través de ZOOM el viernes 28 de mayo en dos turnos con un aforo máximo de 10 personas: de 16h a 17:30 o de 18h a 19:30. Lamentablemente se han agotado las plazas para el segundo turno, pero todavía podéis inscribiros en la sesión de las 16h. Para hacerlo, basta con enviar un email a biblioteca@fundacionjapon.es con el título "Policía de la memoria" y los siguientes datos: nombre completo, horario de la reunión a la que quiere asistir y un número de contacto. 

¡Feliz lectura! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario